Acceso

Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio: no lo digas.

Periódico ABC

Última Hora
  1. La Policía Nacional ha detenido a una mujer de 69 años de edad como presunta autora de la muerte de una cría de gato callejero, de tres días de vida, a la que agredió en el cementerio municipal de Toledo. Estos hechos se remontan al 28 de agosto de 2020, cuando la presunta autora se encontraba en el cementerio de la ciudad.En un momento dado, esta mujer se dirigió a la testigo -que pertenece a una protectora y frecuenta el lugar ya que ejerce labores de cuidadora de una colonia felina allí asentada- confesándole que acababa de encontrar a una cría de gato de unos tres días de vida y, al ver que no estaba acompañada de su madre, optó por acabar con ella agrediéndola brutalmente con una piedra para después depositarla en una papelera, donde agonizó hasta la muerte. La propia testigo encontró a la cría en el lugar donde la mujer dijo haberla dejado, por lo que junto a otras dos asociaciones protectoras, lo pusieron en conocimiento de la autoridad judicial, iniciándose una investigación por parte de la Policía Nacional que finalizó el pasado viernes 16 de abril con la detención de la presunta autora. La arrestada tendrá que responder ante la autoridad judicial por la comisión de un delito contra los animales domésticos con resultado de muerte.
  2. El 'ransomware' es una de las principales amenazas a las que hacen frente las grandes empresas y las instituciones públicas. Así lo demuestran casos como el 'hackeo' sufrido por el Sepe el pasado mes de marzo o el que afectó a la compañía de informática Acer hace unas semanas. Y es que los códigos de este tipo, que son capaces de secuestrar equipos de la víctima y, en ocasiones, robar información para luego comerciar con ella en la 'dark web', reportan grandes ganancias. Así lo demuestra, de acuerdo con datos compartidos por la firma Chainalysis, el que en 2020 su empleo reportase unas ganancias totales superiores a los 350 millones de dólares. Un incremento del 300% respecto a 2019, cuando no se alcanzaron los 100 millones en pérdidas. Para que esta situación sea posible, hace falta que las empresas atacadas pasen por el aro, se plieguen a las demandas de los atacantes, y paguen el rescate exigido a cambio de recuperar el control de sus equipos y su información. Algo que, de acuerdo con un reciente estudio compartido por la firma de ciberseguridad Kaspersky, hicieron un 56% de las compañías atacadas en 2020. En el caso de España, las empresas que pagaron un rescate se quedaron en el 32%. Sin embargo, esto implica que, prácticamente, una de cada tres se plegó a las demandas. «Dentro de lo catastróficas que son las estadísticas España está algo mejor. Hay una diferenciación que así lo demuestra», explica a ABC Dani Creus, jefe de análisis de Kapersky. «Los ataques de 'ransomware' a usuarios comunes están bajando mucho. Pero los que están dirigidos contra entidades y grandes empresas se han disparado. La tendencia está asentada», completa el experto. De acuerdo con la empresa de ciberseguridad, entre 2019 y 2020 los ataques de 'ransomware' lanzados contra una empresa o institución concreta -que no buscan afectar al grueso de los usuarios en Internet- se han multiplicado por ocho. Entre los casos más sangrantes de los últimos meses, además de los sufridos por el Sepe o Acer, figuran los que afectaron a la tecnológica Garmin o a centros sanitarios, como le sucedió al Hospital de Düsseldorf el pasado otoño. Sea como fuere, la cuestión es paralizar a la víctima para conseguir convencerla de que pague. «En julio se dio una de las olas de ataques más grandes que hemos visto durante los últimos años. Detectamos 3.158 ataques únicos -lo que implica que estamos hablando de empresas o instituciones, no de un ordenador en concreto», destaca Creus. En el caso de España, un reciente estudio compartido por Hiscox sostiene que la compañías afincadas en nuestro país que fueron atacadas con ransomware asumieron un coste medio de 30.000 euros para recuperarse de estos incidentes. Solo el 11% recuperan todos los datos Que se pase por el aro y se pague un rescate no implica necesariamente que la víctima del 'hackeo' vaya a recuperar el control de sus equipos. Ni mucho menos. Según los datos de Kaspersky, en el caso de los usuarios españoles, solo el 11% de los españoles atacados consiguió recuperar el total de sus datos. Independientemente de si pagaron o no. El 72% perdió al menos algún archivo -el 40% una cantidad significativa y el 32% un número pequeño. Por su parte, el 1% de los que sufrieron un incidente de este tipo perdió casi todos sus datos. Y es que, que los datos cifrados sean recuperables, depende mucho del grupo de cibercriminales que haya detrás. «Los grandes grupos de cibercriminales se cuidan mucho de mantener sus reputación, y para eso la víctima que paga tiene que recuperar los datos», señala Creus. Sin embargo, «hay grupos a los que no les importa. Simplemente cifran los datos sabiendo que van a ser irrecuperables. Luego hay casos en los el código malicioso que emplean tiene algún fallo que no permite recuperar la información». Sea como fuere, lo más recomendable en todos los casos es no pagar: «Pagando alimentas este ecosistema y das más razones al cibercrimen para seguir con este sistema». Por el contrario, lo ideal es denunciar el incidente e intentar averiguar el tipo de virus que ha 'hackeado' el sistema, ya que «puede ayudar a los expertos en cuberseguridad a solucionar la incidencia». Para evitar una infección de este tipo, se deben vigilar los correos electrónicos y no hacer 'clic' en cualquier hipervínculo. Cabe recordar que estos ataques suelen comenzar con un mensaje en el que los cibercriminales, utilizando ingeniería social, suplantan a un tercero para engañar al usuario e infectar su dispositivo.
  3. Nueve positivos de coronavirus: ese fue el número de detecciones que se llevaron a cabo en el Área Sanitaria de Vigo en un cribado en la ciudad olívica en el que se citó a alrededor de 8.000 personas. La acogida de las pruebas, sin embargo, no fue tan elevada como en otras ocasiones y apenas acudieron 1.354 personas de todas las que habían sido llamadas para realizar el test. Esto supone una participación por debajo del 20%, concretamente de un 16,9%. Y, de ese porcentaje, apenas nueve personas resultaron ser positivas. Fuentes del área de Vigo puntualizan que, en el tramo de edad entre los 16 y los 30 años, se convocaron a 3.735 personas, pero solo acudió un 10,5%. Es decir, tan solo acudieron a realizar el cribado alrededor de 394 personas. Por otro lado, también se realizó un cribado en Ponteareas, concello que pertenece a la gerencia sanitaria de Vigo. Allí, fueron invitados a participar un total de 5.003 personas, de las que acudieron 2.124, que suponen un 42,4% de participación, y se detectaron seis nuevos casos. También se realizaron cribados con PCR en fechas pasadas tanto en el municipio de Meis, en la gerencia pontevedresa. Fueron convocados un total de 2.213 habitantes, correspondientes a todas las personas pertenecientes al grupo de edad entre 20 y 64 años con tarjeta sanitaria activa en el centro de salud de este municipio. Finalmente se efectuaron pruebas a 1.355 ciudadanos, que representan el 61,23 por ciento de los convocados, informa Ep.
  4. La soriana Nerea Muguruza ha recibido este miércoles el 'Premio al Mejor Libro Ilustrado’ de la Diputación de Soria, gracias a su cuento ‘El Fantasma de Masegoso’. La ganadora del cuento de ilustración, tiene 22 años y está graduada en Bellas Artes, además, actualmente realiza un máster de Ilustración en la Universidad de Granada. El diputado de Cultura, Juventud y Deportes, Enrique Rubio, ha entregado el galardón a la soriana que reside en Granada, al realizar un máster de ilustración de la Universidad de Granada. Durante el acto de entrega del premio, que se ha hecho de forma telemática, la premiada ha subrayado que eligió la leyenda del ‘Fantasma de Masegoso’ porque está ambientada en el pueblo de su abuela. «Es un libro que me parece interesante y desconocido y aunque el tono es duro es importante que los niños conozcan la tradición y la cultura de la zona rural», detalla. Por su parte, Enrique Rubio asegura que «es un honor, entregar un nuevo premio y mantener la apuesta de la Diputación de Soria por la cultura en la semana del 23 de abril, Día Internacional del Libro». En la edición 2020 se han presentado un total de siete proyectos resultando el mejor cuento ilustrado el de la soriana. El premio, está dotado con 2.000 euros que, en esta ocasión, Muguruza recalca que lo invertirá en formación. La Diputación se encargará además de la publicación de la obra y ella recibirá el diez por ciento de las ventas en conceptos de derechos de autor. El Certamen de Ilustración de cuentos, leyendas y tradiciones sorianas para niños ‘Fray Conrado Muiños’ para la realización de una publicación ilustrada basada en cuentos o leyendas sorianas tiene como objetivo introducir a los niños en la cultura tradicional de la provincia de Soria. También, pretende fomentar las artes plásticas a través de la ilustración y potenciar la presencia de la zona rural entre los jóvenes. El departamento de Cultura ha abierto el plazo de una nueva convocatoria abierta a todos los escritores e ilustradores, con una edad comprendida entre los 18 y los 35 años. El proyecto deberá contar con una extensión de 36 páginas de texto e ilustraciones, incluida la portada interior. El texto presentado deberá estar basado en un cuento, leyenda o en un mito o personaje conocido de la provincia de Soria relacionado con la historia o la cultura tradicional.
  5. La Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública ha informado este miércoles de nueve rebrotes de coronavirus detectados en las últimas 24 horas en la Comunidad Valenciana, dos que superan la decena de casos, en Orihuela (12 positivos) y la ciudad de Valencia (11, en un colegio mayor). Las residencias de mayores han vuelto a vivir una jornada sin incidencia ni de contagios ni tampoco por muertes, tanto entre los residentes como del personal de estos centros. En estos momentos hay casos positivos en cinco residencias. En el balance diario global, se han registrado 182 nuevos positivos y 192 altas, con siete fallecimientos. [Los contagios de coronavirus siguen al alza en la víspera del anuncio de las nuevas restricciones en Valencia] El listado completo de brotes por municipios y según el origen es el siguiente: Origen social La Vall d'Uixó: 8 casos. Orihuela: 12 casos. Bonrepòs i Mirambell: 4 casos. Novelda: 5 casos. Moncada: 4 casos. Valencia: 3 casos. Origen laboral Alfafar: 3 casos. Ámbito educativo Sedaví: 5 casos. Valencia: Se ha notificado un brote en un colegio mayor con 11 casos confirmados y 31 contactos. Se está procediendo a la investigación y a la aplicación de medidas para el control
  6. La cadena francesa de supermercados e hipermercados Carrefour registró una facturación en España de 2.291 millones de euros en el primer trimestre de 2021, lo que equivale a un incremento del 1,7% en términos comparables, según ha informado la multinacional este miércoles en un comunicado. De esta forma, España se mantiene como el segundo mayor mercado europeo para la empresa, solo por detrás de Francia, cuya facturación en el trimestre fue de 9.162 millones de euros. A nivel global, España es el tercer mayor mercado, ya que Brasil se sitúa en segunda posición con 2.750 millones de euros de ingresos. Carrefour ha destacado el desempeño de sus operaciones en España, pese a que en enero estuvieron afectadas por la borrasca 'Filomena' en la región de Madrid y la elevada base de comparación con los datos del primer trimestre de 2020. Además, la firma ha asegurado que durante el primer trimestre rebajó en España los precios de 1.000 productos de su marca blanca. De esta forma, ya ofrece un total de 600 productos a un precio de 0,99 euros. Carrefour culminó la adquisición de los 172 supermercados de Supersol en marzo, por un valor total de la empresa adquirida de 78 millones de euros. La firma ha indicado que espera elevar su beneficio bruto de explotación (Ebitda) en 50 millones de euros para 2023 como resultado de esta operación.
  7. En Palomares vivían poco más de 1.000 habitantes y no había luz eléctrica ni agua corriente en casi ninguna de las viviendas. Tampoco televisiones. De ahí que una de las mayores distracciones de los lugareños de la pedanía almeriense fuera ver cómo dos aviones, a lo lejos, amenazaban con chocar a diario. Solo repostaban, en una maniobra estadounidense para amenazar a la Unión Soviética alardeando de su potencial armamentístico que, en plena Guerra Fría, pilló a España en el medio. ‘Palomares. Días de playa y plutonio’, el documental que Movistar+ estrena esta noche en #0 (22.00), recrea la gran impresión de los lugareños al ver chocar, el 17 de enero de 1966, un B-52 del Comando Aéreo Estratégico y el avión cisterna con combustible KC-135. La explosión se vio a kilómetros, cuentan testigos que nunca habían hablado. «Pensábamos que era un Berlanga y es un retrato muy de piel, de emoción», reconoce Fernando Jerez, director de #0. En un abrir y cerrar de ojos, Palomares dobló su población y acogió a 1.600 soldados norteamericanos, que, al oír las palabras clave «flecha roja», activaron el protocolo nuclear. Preocupaba el accidente, que dejó siete víctimas mortales y cuatro supervivientes, pero lo urgente era lo que había caído en tierra. No eran meteoritos, pero su fuerza bien podría haber extinguido a los dinosaurios. Los aviones iban cargados con cuatro bombas nucleares con 75 veces la capacidad atómica de las de Hiroshima. Una de ellas no explotó, las otras dos esparcieron contenido radiactivo por el pueblo. Ochenta días tardó el ejército estadounidense, junto a los habitantes de Palomares y la colaboración de la Guardia Civil, en encontrar la última. Se llevaron este arma de destrucción masiva, pero no pudieron hacer lo mismo con el plutonio liberado. ‘Palomares’ reconstruye, en clave de thriller, lo que ocurrió en la búsqueda de esa cuarta bomba de hidrógeno. «La historia de Palomares es demasiado increíble para ser cierta, por lo que este es el formato perfecto», aclara el director, Álvaro Ron, sobre la idoneidad de est híbrido entre entrevistas reales y la ficción de las recreaciones, que se reprodujeron con total fidelidad. «Ojalá este documental sirva para desasociar la imagen de Palomares con la del baño de Fraga», pide el cineasta de la serie documental. En sintonía con él se muestra Marias Recarte, productora ejecutiva de 93 Metros, desde donde se gestó la idea. «Ha trascendido un retrato sesgado. Queríamos desentrañar lo que había detrás de la foto de Fraga en la playa, respetando la historia. Las licencias narrativas son mínimas pero no se salen de la realidad de los hechos». Incluso se reconstruyó una de las bombas nucleares, un arma atómica fotografiada por primera vez tras la catástrofe en la pedanía almeriense. La serie documental, de cuatro capítulos de casi una hora de duración, aporta información desclasificada sobre el episodio radiactivo, pero también imágenes y testimonios inéditos de gente que vivió la catástrofe y todavía no sabe si sufre sus consecuencias: «Es un pueblo estigmatizado por la historia», abunda Recarte. Rafael Moreno Izquierdo, periodista, corresponsal de Efe en Washington y autor del libro 'Los secretos de la bomba de Palomares', asegura que la gran novedad del documental de Movistar+, además del formato y la duración, es la «parte española, con información inédita como los más de 300 telegramas que cedió el Ejército del Aire y que permiten saber cómo se vivió ese momento». Censura Se barajó evacuar el pequeño pueblo, pero a instancias de Franco todo se fraguó con la mayor discreción posible. A instancias de Franco, todo se fraguó con la mayor discreción posible. La prensa nacional solo mencionaba, vagamente, algo sobre un accidente aéreo. Nada sobre ese pueblo de Almería que a punto estuvo de dejar de existir. Nada sobre los niveles de contaminación y plutonio que, hoy en día, todavía siguen siendo un misterio. En la galerada de un artículo de ABC publicado cuatro días después que hablaba de «pánico a los artefactos atómicos en la retaguardia norteamericana» no pasó el corte ninguna referencia a Palomares. Para el lector español, un fallo en el aprovisionamiento de los aviones norteamericanos produjo el accidente. La censura borró cualquier vínculo del desastre atómico con España, como la frase «trágico accidente aéreo de Palomares entre un gigantesco bombardero nuclear B-52 y el avión nodriza que le estaba aprovisionando de combustible en vuelo». En lápiz rojo, el método habitual para delimitar la información que se borraba, también se tacharon las referencias a «una información estricta y breve del accidente aéreo de Palomares, sin detalles de sus posibles consecuencias». Galerada del artículo de ABC sobre Palomares que fue censurado - Archivo ABC Además de documentos desclasificados, en 'Palomares. Días de playa y plutonio' se emiten entrevistas de de algunos implicados, como Larry Messinger, piloto del B-52 accidentado que cargaba las cuatro bombas o Marvin McCamis, el piloto del submarino que encontró la bomba extraviada. El baño de Fraga 'Palomares' no escatima en detalles. Desde la reacción de Francisco Franco en el Pardo cuando le comunican la gravedad del asunto a Manuel Fraga, Ministro de Información y Turismo, que se dio un famoso baño junto al embajador norteamericano Biddle Duke en en la playa cercana al pueblo como parte de una estrategia para minimizar la gravedad de una catástrofe sin precedentes. Más de medio siglo después de un accidente sepultado bajo el secretismo y la radiación, Bruselas ha dado un ultimátum a España: tiene hasta finales de 2021 para informar sobre la contaminación nuclear real en Palomares a día de hoy. El documental, armado con todo el material desclasificado, llega para apoyar esta petición de transparencia.
  8. La balanza de pagos que era deficitaria para el occidente europeo en el siglo XI, mejoraría con los años hasta convertirse en excedentaria. Y tan magno acontecimiento fue posible gracias a los avances técnicos que se estaban dando tanto en los barcos como en el arte de marear que iba aumentando la competitividad del transporte marítimo y reduciendo sus costes, hasta convertir el término comercio en sinónimo de navegación. A partir de 1212 y a raíz de la batalla de la batalla de las Navas de Tolosa, el hundimiento y la fragmentación del poder almohade en Al-Andalus, propició en las décadas siguientes, el avance general de las fronteras de los reinos cristianos hacia el mediodía. En el segundo cuarto del siglo XIII como señaló el maestro Pierre Chaunu, el ritmo de la reconquista se multiplicó por cinco. En ese contexto Jaime I, que al fin y al cabo siempre fue un cruzado, acariciaba un ambicioso programa de objetivos que perseguía ampliar sus reinos y extender la fe católica hacia dónde el destino lo había abocado: la mar y el mediodía. El norte francés estaba clausurado tras la derrota aplastante que sufrió su padre Pedro II en la batalla de Muret en 1213. El poniente tampoco era una opción viable ante la poderosa Castilla y el levante aún no era ni posible ni alcanzable. Y tan notables ambiciones se veían cercenadas por las limitaciones que presentaba la pequeña corona de Aragón. En los entresijos de esta encrucijada histórica, Jaime I comprendió que la anhelada expansión hacia el sur, sería marítima o no sería. Las Baleares se presentaban como el primer objetivo estratégico. Así, seguir los pasos de las campañas de Jaime I es seguir un plan sistemático de cerco naval de Valencia, un proceso metódico de neutralización de todos los puntos que pudiesen auxiliar a la capital del reino valenciano desde su punto más fuerte: la mar. En esa línea, las Baleares caerían en 1229, gracias a una flota que zarpó de Salou, no muy lejos de las que habían sido las mejores atarazanas del levante musulmán, las de Tortosa. Y con Mallorca cayó la escuadra musulmana allí existente. Uno de los hitos fundamentales para la conquista de Valencia se había cumplido. Bien asesorado, el rey buscó nuevas posiciones en la llanura litoral al norte de Valencia y así se fijó en Burriana, accesible por tierra y por mar. Reforzada con lo más granado de sus tropas, por el último Walí de Valencia, la ciudad amurallada de Burriana, presentó una tenaz resistencia ante el asedio al que la sometió Jaime I en el año 1233, de modo que el sitio se prolongó, obligando a las tropas a prestar un largo período de servicio militar que revelaría las limitaciones de los sistemas tradicionales de reclutamiento, mediante milicias ciudadanas y vasallos. El alejamiento de las bases de procedencia de las tropas, el volumen y la complejidad del aprovisionamiento que hacía que éste tuviera que ser marítimo, conducían inexorablemente a un nuevo sistema de reclutamiento: el pago o soldada. El rey necesitaba dinero, especialmente para la guerra naval ofensiva, que iba a ser la protagonista de su aventura hacia el sur. Se precisaban grandes desembolsos que las arcas reales no estaban en condiciones de soportar. Había que llenar esas arcas y para eso, se necesitaban más bases marítimas , más puertos desde los que aumentar la presencia de la corona en las rutas comerciales del Mediterráneo, lo que a su vez requería flotas y ejércitos. Ese era el formidable reto, establecer un círculo económico virtuoso que catapultara el poderío naval y militar de la corona de Aragón. Con esta perspectiva, Jaime I consiguió extender sus redes comerciales mediterráneas y someter a tributo a los reinos de Marruecos, Tremecén y Túnez, lo que le proporcionaba saneados ingresos. Pero volvamos a Burriana. A pesar de las potentes máquinas pedreras, no se avanzaba mucho, porque la ciudad era abastecida por mar. Jaime I nos describe los movimientos de esas máquinas de asedio de madera, construidas por marineros con materiales de la flota (cabullería, estachas y poleas), relatando como durante los mismos, se entonaban los cánticos habituales para varar o botar los buques. Y justo entonces, cuando el sitio se empantanaba, llegaron a la playa dos galeras una de Bernardo de Santa Eugenia y otra de Pedro Martel, ambos protagonistas destacados en la expedición a Mallorca, pasando ambas al servicio del Rey y dando un vuelco a la situación. De este modo el numeroso ejército fue abastecido holgadamente por los bajeles de la flota, mientras los asediados empezaban a sufrir carencias de todo tipo. En el mundo de Jaime I, como nos recuerda el cronista musulmán Ibn Jaldún: “Los cristianos volvieron entonces a sus antiguas costumbres, hechos a la vida del mar, trabajando con gran constancia y estudiando cuanto se refería a la navegación la naves”. Si nos detenemos brevemente en ese Mediterráneo del rey conquistador, constataremos que los barcos aún navegaban con remos-timón, si bien el timón axial o de codaste estaba a punto de llegar, que los sistemas de poleas se complicaron para marear con más facilidad las velas, que los palos iban mucho mejor fijados a la estructura resistente del bajel mediante una fuerte jarcia firme, entre la que destacaba la obencadura. Y en ese mundo de Jaime I, taridas, celandrías, galeras y naves, surcaban las aguas del Mediterráneo y llenaban sus puertos de prosperidad. Taridas movidas a remo, destinadas en exclusiva al transporte de caballos, muy poco marineras según las crónicas, que nos las presentan remolcadas por galeras en la conquista de Mallorca. Celandrías, una evolución de los antiguos dromones bizantinos, con más remos y más marineras. Y además las naves, de las que en las Partidas de don Alfonso X el Sabio, yerno de Jaime I, se puede leer: "los mayores (barcos) que van a viento se llaman naves e de estas hay de dos mastes e de uno”, siendo los buques de transporte por excelencia. Por otro lado, los buques destinados al combate naval que eran en primer lugar las galeras y en menor medida los leños, aunque también dispusieran de vela y remos. Las galeras, eran buques de poca manga y mucha eslora, dotados de vela y remos, veloces y maniobrables. Eran los barcos de guerra más utilizados en el Mediterráneo. Los de mayor porte presentaban dos cubiertas, la inferior para estiba de carga y víveres y la superior que utilizaban los guerreros y ballesteros durante el combate. Jaime I iba logrando que la mar ciñera la tierra y el rey Zaen viendo que Burriana iba a caer, con lo que ello significaba, ofreció una gran cantidad de dinero al rey para que levantase el sitio de Burriana. Algunos caballeros cristianos con Blasco de Alagón a la cabeza, paradójicamente el mismo que le había sugerido la conquista de la ciudad, se vieron tentados por la oferta y actuaron a la sorda, para que el sitio fracasase. Pero el rey no cejó en su empeño y ordenó a su tío Bernardo Guillén de Entenza que apretase el cerco. Una noche atacó Entenza, consiguiendo coronar la muralla. La reacción de los moros hizo retroceder a los asaltantes y él mismo recibió una saeta en el muslo. Al ruido, acudió el rey a la pelea, curando él mismo a su fiel tío. Sin embargo muchos caballeros, no acudieron al combate, quizás mitigado su ardor guerrero por el brillo del vil metal. Sólo el continuo abastecimiento por mar de las tropas, iba a salvar la operación. Sin olvidar la férrea voluntad del rey, que perseveró en la empresa contra todo y contra todos, con una tenacidad admirable. Las máquinas pedreras no paraban y cuando una torre fue derribada, al alba sonaron las trompetas y comenzó el ataque, aunque las piedras y flechas arrojadas desde la muralla hicieron fracasar el asalto. No obstante, los sitiados viendo que pintaba muy mal, llegaron finalmente al acuerdo de que saldrían todos en el plazo de 4 días pudiendo dirigirse a Nules. Así el 16 de Julio de 1233 entró el rey Jaime I de Aragón en la villa reconquistada de Burriana. La toma de Burriana cortaba en dos el territorio musulmán. El rey cruzado se encontraba ya, en disposición de descargar el golpe definitivo e imparable. Comenzaron las cabalgadas por territorio valenciano para reducir el espacio vital de la capital del Turia. Así en 1235 el rey intenta tomar Cullera, pero al haber mala mar y no poder acudir los leños con su vital aprovisionamiento, el rey tuvo que levantar el sitio. En 1237 se apodera de El Puig, a tan solo 15 km al norte de Valencia que sustituye a Burriana como posición más avanzada y que aguanta los contraataques desde Valencia gracias al apoyo marítimo recibido. Vemos como a cada paso, Jaime I, mantiene el rumbo, buscando ceñir y domar Valencia desde la mar. Primero Baleares, Segundo Burriana, Tercero Cullera, Cuarto El Puig, finalmente Valencia. Con la mar en manos de la flota aragonesa, sin posibilidad de auxilio marítimo y sin poder ya avituallarse en el fértil campo de Burriana, la victoria del rey cruzado, estaba cantada. Los castillos al norte de Burriana, se fueron rindiendo: Chivert, Cervera, Pulpis, Alcalatén y Vilafamés, Albocácer, Peñíscola. A continuación, Benicarló y Vinaroz . Y el conquistador mantenía firme el timón. Por ello , para apoyar la conquista de la capital del Turia, salieron de Tortosa en el Verano de 1238: 27 naves, 7 leños de gran porte y 3 galeras. Durante el sitio de Valencia, el rey viajaría reiteradamente a Tortosa para asegurar la intendencia de las tropas implicadas en la conquista de la capital de su nuevo reino. El conquistador se ocupó de que los leños cargasen pan, vino, cebada y carne por lo menos para dos meses. Las costuras defensivas de Valencia se iban aflojando, aunque en un último y desesperado intento de socorro, el rey de Túnez enviara 12 galeras y 6 zabras en auxilio de la plaza asediada por los cristianos, que no se atrevieron a desembarcar al divisar a la escuadra aragonesa que acudía al Grao, cargada de tropas de refresco, máquinas de sitio, víveres y municiones. Las muchas h ogueras encendidas en el Grao por las tropas del Rey, terminaron de disuadir a la escuadra tunecina que no se atrevió a entablar un combate de resultado incierto con los buques cristianos. Los tunecinos intentaron desembarcar seguidamente en Peñíscola, dónde también fracasaron, pudiendo hacerlo finalmente en Denia sin consecuencias relevantes. Poco después la flota de socorro tuvo que retirarse y la Valencia musulmana quedó abandonada a su suerte. La mar había domado la tierra y Valencia selló su destino en la mar. El reino de Valencia se configuró desde sus orígenes como un espacio volcado al mar, las representaciones cartográficas del reino de Valencia hasta bien entrada la Edad moderna, es decir finales del siglo XVII, nos presentan un reino desde una perspectiva marítima “ contemplado desde una nave, con el norte a la derecha del plano y el sur en la izquierda”. Y no es casualidad que el primer escudo de Valencia tras la reconquista, que se puede ver en las imágenes, nos muestre una ciudad sobre las aguas. A finales de siglo, Italia iría a la conquista comercial de Flandes. Y en esa aventura, encontraremos a esa Valencia de corazón marítimo que se iba a convertir en un nodo esencial de la ruta Italia-Flandes. Una escala estratégicamente ubicada en un itinerario comercial que movería un tráfico, 40 veces superior al volumen desplazado por la ruta comercial terrestre Italia-Flandes. Y al continuar adentrándonos en los peculiares matices de esa Valencia de alma marítima, nos daremos de bruces con un dinámico polo comercial conectado con los cuatro puntos cardinales, que llegaría a convertirse en el pilar fundamental de las expediciones navales de la corona de Aragón en su expansión mediterránea. Pero esa es ya otra historia.
  9. La localidad toledana de Illescas  ha acogido este miércoles el acto de colocación de la primera piedra del centro que la empresa Ehlis instalará en la Plataforma Central Iberum del municipio, una llegada que, según el presidente regional, Emiliano García-Page, reafirma que el éxito de Illescas a la hora de acoger nuevas empresas «no es casualidad» y ha remarcado que, cuando termine hablándose del centro industrial de España, será «justo» hablar de un eje Madrid- Illescas-La Sagra-Guadalajara que hacerlo simplemente de la capital de España.  «Una parte fundamental del crecimiento del centro de España lo está asumiendo Castilla-La Mancha, somos la caja torácica de Madrid y estamos sirviendo de expansión razonable y lógica de suelo industrial», ha manifestado. «Os necesitamos, esta región necesita más empresarios que quieran ganar y ya estamos los demás para distribuir y repartir. No propiciamos el odio, aquí siempre vais a tenernos como aliados», ha apuntado, agradeciendo que Ehlis haya querido apostar por Castilla-La Mancha y asegurando que el Gobierno regional también quiere apostar por «todo el que quiera crear». Finalmente, García-Page ha agradecido al alcalde de Illescas, José Manuel Tofiño, la labor que está haciendo el Ayuntamiento y ha recordado que las cosas «no han sido fáciles» en el municipio desde la llegada de la anterior crisis económica. Y ha agregado que próximamente habrá más noticias de este tipo en la Comunidad Autónoma, «en los próximos 20 días habrá cuatro grandes anuncios de empresas en la región, que están respondiendo a un clima de confianza empresarial, cooperación y ayudas», ha dicho. Ehils «ha acertado» Por su parte, la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha destacado de Ehlis que es una empresa familiar que «se llaman pequeños pero son grandes en la visión» y en su opinión «han acertado con su llegada a Illescas  a pesar de haberse producido en un contexto difícil como es el marcado por la pandemia».  Franco ha destacado que han escogido «uno de los mejores espacios» de la zona industrial de Illescas  para instalarse y que forman parte de un sector que no ha dejado de crecer incluso en los momentos más difíciles de la pandemia. «Hay razones objetivas para ser optimistas», ha insistido.  Asimismo, ha hecho hincapié en que a pesar de los momentos de dificultades, Castilla-La Mancha está manejando las mayores cifras de inversión, pues de los 20 proyectos que hay en marcha, la mitad son de inversión y la otra mitad de reinversión. El nuevo almacén de la empresa se ubica en una parcela de 60.000 metros cuadrados y este nuevo centro logístico servirá para duplicar no solo la capacidad de almacenaje de Ehlis, sino también su capacidad de pedidos de la empresa, con el objetivo de mejorar los tiempos de servicio a sus clientes ubicados en la zona centro, sur, oeste y noroeste de la península. El alcalde de Illescas conversa con García-Page - Ayto La plataforma logística contará con autoportante para palés de 35 metros de altura con capacidad para casi 30.000 palets, un almacén automático de cubetas con capacidad para 27.000 cubetas, un almacén convencional y una nave de recepción y expediciones con 18 muelles de carga y descarga. La inversión será de 30 millones de euros y supondrá la creación de 40 puestos de trabajo. Proyecto «largo y delicado» José Manuel Tofiño, ha reconocido que la llegada de Ehlis ha sido un proyecto «complicado», que ha seguido un proceso «largo, tedioso y muy delicado», poniendo en valor que para la instalación de la empresa se contactó con «un montón de propietarios que tenían suelos muy pequeños que por sí solos hubiera sido imposible que tuvieran una empresa» y esa agrupación ha servido para crear la parcela. «Lo pongo en valor porque en este polígono en 2008, 2009, 2010 y 2022 hubo mucha gente que sufrió muchísimo, se hablaba de que solo aquellos que tenían grandes parcelas podrían tener una empresa. Es la primera labor social de las muchas que ha habido después, agrupar parcelas pequeñas para que pudieran venir empresas», ha explicado.    Por todo ese proceso, ha agradecido a los responsables de Elhis que se hayan acordado de Illescas y ha manifestado que espera que sirvan de «espejo para que muchas empresas que dudan de a donde ir no tengan ninguna duda de que a donde tienen que venir es a Illescas». Por parte de la empresa, su director de Logística, Fernando Aldrey, ha mostrado la «alegría» de Ehlis por estar presentes en Illescas. «No hace falta más que salir a las avenidas de este polígono, ver la dimensión que tiene, cómo está ejecutado y los ilustres vecinos que ya alberga para darse cuenta de que hemos acertado en la elección de este centro», ha subrayado. Sin embargo, ha considerado que lo más importante no es dónde están «sino con quién», valorando la relación que han tenido tanto con las administraciones públicas como con el agente urbanizador para abordar su llegada al municipio toledano. «Estamos en muy buenas manos», ha concluído. El presidente de la Diputación de Toledo, Álvaro Gutiérrez, ha destacado el continuo crecimiento logístico que está experimentando Illescas a través de su Plataforma Central Iberum con la instalación de nuevos proyectos y ha agradecido al director general de Ehlis, Alejandro Ehlis, haber optado por Illescas, por la provincia de Toledo y por Castilla-La Mancha para construir su segunda plataforma (la primera está en Sant Andreu a 20 kilómetros de Barcelona), con ese objetivo de convertirse en un proveedor local para sus clientes del centro.
  10. Monasterios en los que la Edad Media quedó atrapada entre sus muros, castillos que atestiguan los tiempos de la Reconquista, rincones del Pirineo en los que se engendró el reino que siglos después se convertiría en potencia del Mediterráneo, el legado de las poderosas órdenes militares, el Santo Grial… Son algunos de los atractivos temáticos que nutren las siete nuevas rutas turísticas que acaba de lanzar Aragón para viajar por la historia de esta tierra, un recorrido que arranca temporalmente en los condados pirenaicos que cimentaron la Corona de Aragón. El vicepresidente aragonés, Arturo Aliaga, y su directora general de Turismo, Elena Allué, presentaron este miércoles la nueva apuesta con la que la Comunidad autónoma pretende relanzar el turismo en cuanto el Covid permita levantar el confinamiento perimetral de Aragón. De momento, las rutas miran al turismo autóctono, a los propios aragoneses. Pero están concebidas, sobre todo, para atraer al visitante foráneo que aprecia los destinos con encanto histórico, atractivo paisajístico y riqueza patrimonial. El vicepresidente aragonés, Arturo Aliaga, y la directora general de Turismo, Elena Allué, este miércoles, durante la presentación de las nuevas rutas turísticasAliaga y Allué han explicado que el perfil tipo que se pretende captar con estas rutas es el del turista de entre 35 y 65 años, con nivel de estudios medio-alto, que planifica estancias de varios días y que realiza un gasto medio diario de entre 60 y 120 euros. Los siete itinerarios temáticos que se han diseñado son los siguientes: Ruta de las Órdenes Militares, Ruta de la orden del Císter, Ruta del Santo Grial, Ruta sobre Ramiro II el Monge, Ruta del Reino de los Mallos, Ruta «Tras los pasos del Batallador» y Ruta de la Corona de Aragón. Órdenes Militares La dedicada a las órdenes militares se remonta al testamento del rey Alfonso I el Batallador, que al morir repartió el reino entre los templarios, los hospitalarios y los caballeros del Santo Sepulcro. Esta ruta discurre por la provincia de Teruel, por enclaves que tuvieron un especial significado en aquel momento para esas poderosas órdenes militares. Incluye a las localidades de Montalbán, Alcañiz, Valderrobres, Castellote, Cantavieja, Mirambel, Mora de Rubielos y Rubielos de Mora. Los monjes del Císter La Ruta de la Orden del Císter recorre los monasterios cistercienses que salpican la geografía aragonesa y localidades próximas a ellos: el monasterio de Veruela y la monumental Tarazona, Grisel, el monasterio de Rueda y Caspe, y el monasterio de Piedra (Nuévalos) y la ciudad de Calatayud. El Santo Grial Por su parte, la Ruta del Santo Grial se asienta en la leyenda que apunta a que el cáliz de la Última Cena fue enviado por San Lorenzo de Roma a Huesca, y custodiado en tierras aragonesas antes de ser trasladado a la catedral de Valencia. Esta ruta incluye los enclaves oscenses de Bailo, el emblemático Monasterio de San Juan de la Peña, Jaca, San Adrián de Sasabe, Yebra de Basa, Huesca y Zaragoza capital. Castillo de Loarre - F. S. El rey monge, los Mallos y el Batallador La Ruta de Ramiro II El Monge discurre por Huesca capital, San Úrbez de Nocito, Tierrantona, el Real Monasterio de San Victorián, Roda de Isábena y Barbastro. La del Reino de los Mallos se asienta también íntegramente en tierras oscenses: Agüero, Bolea, Ayerbe y el espectacular Castillo de Loarre. La Ruta dedicada al rey Alfonso I El Batallador abarca encalves como el Monasterio de San Pedro de Siresa, el Castillo de Montearagón, el oscense Monasterio de San pedro el Viejo o el zaragozano Palacio de la Aljafería. La Ruta de la Corona de Aragón Por su parte, la Ruta de la Corona de Aragón se nutre de espacios de especial significado histórico, representativos del tránsito de varios siglos desde los condados pirenaicos a la Corona de Aragón. Entre otros enclaves, esta ruta incluye los parajes que pertenecieron a los condados pirenaicos de Ribagorza y Sobrarbe, la ciudad de Jaca y sus alrededores, las comarcas del Somontano de Barbastro, del Cinca Medio y los Monegros. El vicepresidente aragonés ha destacado que «a través de estas rutas se recuerda el peso y la imagen de Aragón». «Los propios aragoneses tenemos que transmitir y proteger nuestra cultura y nuestra historia: hemos sido Reino, Corona y elemento clave en lo que es hoy el Estado español, tenemos identidad como pueblo, tenemos montañas, valles, parques naturales, patrimonio e historia y con este nuevo producto se difundirá el valor del patrimonio», subraya Arturo Aliaga.
Spanish Afrikaans Arabic Catalan Chinese (Traditional) Dutch English French Galician German Greek Hebrew Hindi Icelandic Irish Italian Japanese Portuguese Russian Serbian

Recomendamos

Imágenes al azar

¿Quén está en línea?

Hay 76 invitados y ningún miembro en línea